El club Atlético San Lorenzo de Almagro festejó su cuadragésimo tercer año de vida con una serie de actos donde su puso de manifiesto el hondo fervor societario que identifica a quienes contribuyen al engrandecimiento de la Institución.

Se realizaron exhibiciones de los diversos deportes que se practican y además se entregaron presentes a los deportistas mas representativos.

El año 1951 sorprende al club en pleno progreso y tuvo por ello propicia oportunidad para celebrar dignamente el acontecimiento, cumpliendo por tal motivo un amplio y lucido programa de festejos, alcanzando extraordinario brillo.

Y allí estuvieron presentes, en la evocación mas honda  y sentida, los esforzados pioneros y en donde la figura del inolvidable Padre Lorenzo Massa, gloria y alma de la entidad,  tuvo de todos el homenaje como gestor y realizador de un sueño largamente acariciado y brillantemente concretado.

El futbol, el atletismo, la natación y todos los deportes contribuyeron a que la fiesta fuera del todo grata y brillante. Las distintas ramas que componen el nervio y la vida de esta poderosa institución contribuyeron a mostrar la realidad que corono tanto esfuerzo.

En esta oportunidad se entregaron premios a Delfo Cabrera, Ana María Schultz y otros...