.#  ALGO PARA RECORDAR.

 

 
Verdadero orgullo Azulgrana
 

La caída de un record es, dentro de la historia de cualquier deporte, un acontecimiento que supone mas que la conquista de una nueva hazaña, la posibilidad de ampliar el horizonte de la perfección y evolución de ese deporte que pareciera, ante la marca conseguida, permanecer estancado...

 
Por Alberto Barja - abarja@ciudad.com.ar

 

ingresa     ingresa     Ingresa    ingresa    Ingresa al facebook del museo    Ingresa al twitter del museo    Ingresa al youtube del museo   

 

 

La hazaña del record lleva implícita también la evolución del individuo porque siempre otra conquista de su desarrollo, como lógicamente lleva después implicada el estimulo a la superación en el resto de todo los deportistas.

El record es entonces un suceso, un acontecimiento, una trascendencia física e histórica. Por eso cuando apareció en el panorama de nuestra natación esa niña que el espacio de un par de años superaba mas de veinte marcas, hubo que abrirle paréntesis de emocionada admiración. Allí, en medio de ese reguero de aplausos que seguía a cada meta alcanzada en la pileta, crecía el nombre de Ana Maria Schultz con la prestancia inusitada que se desprendía del asombro de sus pocos años, de su disciplina y de su esfuerzo.


Ana Maria Schultz vive su infancia a orillas de los riachos del Tigre, donde por esas cosas de azar no se va a hacer nadadora, pero si hay que evitar que corra el riesgo de las primeas intentonas. Y es cuando debe trasladarse con su familia a nuestra Capital cuando la cercanía del club San Lorenzo la invita a iniciarse en las brazadas. Tiene entonces once años, y en el agua su alborozo de niña se trueca pronto en la necesidad de ajustar su esfuerzo, del cual se va sintiendo consciente, a la búsqueda de triunfos, estimulada por la presencia de maestros y nadadores.

Y así su primera participación en una prueba se establece el 8 de Noviembre de 1947. A partir de ese momento la natación argentina vive la permanente conmoción de las marcas que se van tabaleando no bien esta niña intenta superar lo establecido. Y ese asombró se hace mas extraordinario, aun cuando a su paso por las piletas van quedando relegadas hazañas que llevan en el historial de la natación continental inscripto nombres como los de Jeannette Campbell, Beryl Marshall, Eillen Holt, Pieade Coutinho...

No le cuesta mucho al parecer a la chiquilina que todavía puede tener privilegios de pensar en muñecas, realizar sus esfuerzos. Lo hace con la naturalidad que parece darle su físico privilegiado, pero al cual ordena su cerebración, que si no se adivina, se presiente. En pocos días, con espacio de semana, Ana Maria Schultz se prepara para bajar nuevas marcas como si pudiera regular su rendimiento en un estado de preparación impecable. Y lo que parece mas maravilloso aun, es que pueda atacar las mas variada distancias. Empíricamente, siempre pareció imposible que se pudiera variar en los esfuerzos de distancia distintas, aun antagónicas. Ana Maira lo acomete con toda naturalidad. Así, desde los 200 metros hasta los 1.500 no sabe de trabas en su esfuerzo de ninguna naturaleza.


Gracias por todo Ana Maria Schultz...

Campeona Argentina...!
Campeona Sudamericana...!
Campeona Panamericana...!

 


Volver


Boedo - Buenos Aires - Argentina - Consultas: 4764-1271

 2004 - 2017  Prohibida su reproducción total o parcial.- Nota Legal.
Alberto Barja - Carlos Carullo

.

Usuarios Online:  

Hosted by Adapsis.com.ar