.
Museo Jacobo Urso

Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Ubicación:  Acceso a Platea  Norte del estadio Pedro Bidegain
SITIO OFICIAL

.
 
 
 
Por Alberto Barja
abarja@ciudad.com.ar

@MuseoSanLorenzo

     ingresa   Ingresa al youtube del museo   ingresa   Ingresa  Ingresa al facebook del museo  Ingresa al twitter del museo 

 
 
Los Matadores primer campeón invicto
 

Aquel sensacional equipo que de la mano del brasileño Elba de Padua Tim consiguió por primera vez en la historia del profesionalismo ganar un campeonato invicto...

 

 

Ese 1968 significó la consolidación de aquel grupo de muchachos divertidos que en los años anteriores quedaron en la memoria del fútbol argentino como Los Carasucias, por su rebeldía, desfachatez y excelente juego, pero con la llegada de Sergio Villar de defensor de Uruguay, Victorio Cocco de Unión, Carlos Veglio del Deportivo Español y Antonio Rosl de Gimnasia, se completó un equipo ganador, imbatible que obtuvo el título demoliendo a quien se le pusiera adelante. En el banco estaba el hacedor de ese equipo el maestro Tim y en la preparación física el profesor Alfredo Weber.

 

 

San Lorenzo debutó el 3 de marzo en Villa Crespo ante Atlanta, ganándole 5 a 1, fue tal la exhibición que la platea local aplaudió a San Lorenzo luego del quinto gol, convertido por el Lobo Fischer. Fue tal la superioridad expuesta por el Ciclón que terminó ganando la zona con doce puntos de diferencia sobre los segundos Estudiantes y Lanús; en el camino quedaron en ese grupo que le tocó a San Lorenzo, Racing y Boca, entre otros.

Al llegar las semifinales se derrotó a River 3 a 1 en la cancha de Racing el 31 de julio, con goles de Pedro González, Victorio Cocco y Carlos Veglio, hasta que llegó el 4 de agosto la final ante Estudiantes campeón de América y el mundo en ese año 1968, en la cancha de River. San Lorenzo luego de ir perdiendo lo ganó 2 a 1, con goles de Veglio y Fischer, y entonces luego de una caravana interminable de Nuñez a Boedo, se festejó hasta las primeras horas del día.

Los jugadores del estadio de River se dirigieron al Gasómetro de avenida La Plata y aparecieron por el túnel para saludar al público como si tuvieran que jugar un partido, la gente invadió el campo de juego dejando prácticamente desnudos a los héroes de esta epopeya.

El grito de "Matadores..., Matadores... " retumbaba por todo Boedo y el país, aquella gozada al Estudiantes de la Bruja Verón (los hinchas de estudiantes basados en un jingle publicitario le cantaban "Hay una bruja montada en una escoba, es el Verón, Verón que esta de moda", a lo que la por siempre ingeniosa hinchada azulgrana respondía luego de la final: "Hay una bruja montada en un plumero y un lobo gaucho que la empuja con los huevos".

Aquellos Matadores le devolvían al fútbol argentino vistosidad, elegancia y, sobre todo, la esencia, con todo el fútbol de ataque, con la delantera más goleadora convirtiendo 49 goles en 24 cotejos, recibiendo solo 12 en contra. Los matadores fueron un deleite para la mirada del aficionado, que se estaba acostumbrando al juego especulativo que practicaban los exitosos conjuntos de esos años.

Aquel campeón invicto trajo aire fresco para el fútbol nacional, con la seguridad de Buttice en el arco, la calidad señorial del Sapo Villar, la solvencia de Oscar Calics , el temperamento y empuje del gran tucumano Albrecht, la fuerza y seguridad en la marca del Gallego Rosl, la tenacidad, quite y distribución de juego del Oveja Telch, la maestría del Toscano Rendo y la conducción de Victorio Cocco; y adelante te "mataban" la velocidad de Pedrito González, la potencia goleadora del Lobo Fischer y el talento del Toti Veglio. Afuera esperaban, Veira, Tojo, Gramari, Sconfianza, Magliolo, Doria, Amado, Martinez, Irusta, Dalessandro, los más pibes García Ameijenda, Glaría, Soma, Ayala, Chazarreta, Rímolo, Esposito y como si fuera poco no pudo jugar ese campeonato Doval (por suspensión).
 
¡Qué equipo!, ¡Qué lujo por dios!, estos muchachos estuvieron a la altura de la gloriosa historia de nuestro San Lorenzo, fueron herederos del glorioso campeón de 1927 record hasta hoy no igualado de 47 partidos invictos, fueron herederos de la perfección, el fútbol total de los maestros del 46-47 que dieron cátedra por Europa, estos muchachos fueron el mejor equipo del fútbol argentino del último medio siglo. Estos muchachos nos regalaron orgullo a todos los cuervos.
 
Pasaron ya 38 años, en 1968 existía una institución (pese a yo no ser la de los mejores momentos) con 48.636 socios. Sí, leyó bien 48.636 asociados, liderábamos las ligas de básquetbol, atletismo, natación, bowling, hockey s/patines, billar, pelota-paleta y tiro ( había polígono de tiro) en el club de barrio, como algunos dicen peyorativamente.

San Lorenzo en 1968 era San Lorenzo. El Gasómetro se deleitaba en el tablón, porque estaban los Matadores y había robo en el field.

 

 
Aquí presente esta tu legión sanlorencista,
salud San Lorenzo de Almagro,
salud, campeones invictos del metropolitano 1968,
salud, hidalga juventud que defendisteis con amor
los colores azulgranas de nuestro maravilloso club.

Esta es tu noble hinchada. En ella están las damas,
los niños, jóvenes y mayores que te aclaman.
A ti, Buticce, bravo gladiador fiel custodia de tu valla.
A ti, Villar, Calics, Albretch, Rols, hidalgos defensores de tu zona,
A ti, Rendo, Cocco, Telch, fuerza arrolladora del rival,
A ti, Gonzalito, Fischer, Veglio, maestros orquestadores de jugadas convertidas en gol.

Matadores, esta es vuestra hinchada que os aclaman,
salud, por este campeonato que nos brindasteis
en este año 1968, salud, glorioso San Lorenzo de Almagro,
salud..., salud...!!!


Pasaron 45 años, para San Lorenzo, para el fútbol argentino, serán por siempre los Matadores.
 
 

INGRESA Y HACE EL PEDIDO

 
 

 
 

 
 


Carlos Buticce

 
 


Victorio Cocco
.

 
 


Sergio Villar
.

 
 


Alberto Rendo
.

 
 


Roberto Telch
.

 
 


Antonio Rosl
.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




INGRESAR


.

  Usuarios Online:  

Hosted by Adapsis.com.ar