.
Museo Jacobo Urso

Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Ubicación:  Acceso a Platea  Norte del estadio Pedro Bidegain
SITIO OFICIAL - 14 Años junto al Ciclón

.

 

# NOTICIERO SANTO

 

 

Logros juveniles

 

Apoyado en el crecimiento del básquet formativo de los últimos años, la categoría U17 de San Lorenzo de Almagro alcanzó tres títulos en un mes: Conferencia Centro, Torneo de Conferencias de la Federación de Básquetbol del Área Metropolitana de Buenos Aires y el Campeonato Argentino de Clubes...

 
Por Alberto Barja
abarja@ciudad.com.ar

@MuseoSanLorenzo

 

 
 

INGRESA Y HACE EL PEDIDO

 

 

 

En infraestructura y cantidad de jugadores federados, el progreso de la cantera azulgrana fue notable desde 2015 hasta la fecha. Los más de 300 jóvenes que practican básquetbol en San Lorenzo de Almagro, que van desde la categoría premini hasta la primera división local, divididos en dos tiras, se suman a los chicos de la escuelita que practican en Boedo dos veces por semana y miran desde cerca a los campeones de América y la Liga Nacional. Si bien la premisa de la institución sobre el básquetbol juvenil es el desarrollo deportivo y humano de cada jugador, por encima de los resultados personales y colectivos, por decantación la disciplina ha comenzado a alcanzar éxitos que materializan el buen desempeño de dirigentes, entrenadores y, claro está, los propios jugadores. El caso más saliente es el de la categoría U17 (jugadores de hasta 17 años), que en un mes gritó campeón en tres ocasiones. El equipo que es dirigido por Martín Guerreiro y que tiene como PF y ayudante a Ariel López se coronó en los dos certámenes locales, tras dominar la competencia durante todo el 2018: Conferencia Centro y el Torneo de Conferencias de la Federación de Básquetbol del Área Metropolitana de Buenos Aires (FEBAMBA), luego de superar a Colegiales y Quilmes en las finales, respectivamente. Sin embargo, el certamen más saliente y que le ha dado un marco histórico para el club azulgrana fue el Campeonato Argentino de Clubes, que se disputó entre noviembre y diciembre del corriente entre más de 30 conjuntos participantes de todo el país. Los chicos de San Lorenzo de Almagro superaron tres fases del torneo para lograr el máximo puesto en el podio.

La alegría es infinita. Es un torneo muy difícil, tenés que clasificarte primero regionalmente y luego superar diferentes cuadrangulares. Cada fase nos fue dando empuje para tomar una mentalidad ganadora, que fue la clave. No tenemos un equipo técnica y físicamente con grandes jugadores, pero se formó un grupo que se conectó por un objetivo en común”, expresó el entrenador Guerreiro. El “Colo”, como popularmente lo conocen al director técnico, también resaltó cuestiones que van más allá de lo estrictamente deportivo y que se llevaron adelante dentro de un contexto difícil: “Pasamos situaciones duras. En el primer cuadrangular falleció mi papá y los chicos se brindaron un montón en un momento muy difícil para dirigir al equipo. Varias veces empezamos mal, pero siempre pudimos revertir el resultado. Esto habla del espíritu y la unión que tienen los chicos”. El título conseguido en el Campeonato Argentino de Clubes, organizado por la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), es el primero que consigue San Lorenzo de Almagro en la disciplina a nivel nacional en toda su historia, lo que le da un condimento especial a la consagración. Fueron tres fases que se disputaron entre el 2 y 3 de noviembre en La Rioja, el 16, 17 y 18 del mismo mes en Lanús, y el 8 y 9 de diciembre con el Final Four que se llevó adelante en Bahía Blanca. El debut de San Lorenzo de Almagro en el campeonato fue auspicioso: 62-57 sobre Unión de Mar del Plata. Al día siguiente no pudo ante el local, Banco Rioja, con quien perdió ajustadamente por 78-77. Por haber alcanzado mejor diferencia de tantos, el Ciclón accedió a la siguiente instancia. En la segunda fase tuvo un desempeño impecable. En el estadio del Club Atlético Lanús de la provincia de Buenos Aires, ganó los tres compromisos de la ronda: 82-70 a Central de Zárate, 82-72 a San Miguel de Río Gallegos y 78 a 69 ante el elenco granate. Este desempeño, le valió la clasificación al Final Four.

 
 

En la emblemática ciudad de Bahía Blanca, más precisamente en el estadio Emanuel Ginóbili del club Bahiense del Norte, cuna del propio Manu, Alejandro Montecchia y Juan Ignacio Sánchez, San Lorenzo de Almagro dejó su sello. En Semifinales revirtió una desventaja de 18 puntos y superó a Atenas de Córdoba por 88-84, mientras que en la Final derrotó al local por 67 a 59 y se proclamó como el Campeón Argentino U17. Cuatro campeones, cuatro historias. Como lo hizo en el Campeonato Argentino de Selecciones, donde también se coronó campeón con el representativo de FEBAMBA, el base de San Lorenzo de Almagro guió con solvencia al equipo en este gran 2018. Llegó en 2016 y, con una joven edad, directamente se presentó en sociedad azulgrana en la Liga de Desarrollo. Pero rápidamente se adaptó bien al club. “Rescato muchas cosas buenas de este club. Yo llegué de un club de barrio, como Berazategui. San Lorenzo tiene un nivel altísimo”, reconoció. “Los entrenamientos son exigentes, no podés relajarte. Es muy bueno el apoyo que tenemos del entrenador y el compañerismo de los jugadores. Obviamente que todos queremos ganar, pero se hace mucho hincapié en el progreso de la persona y el jugador”, graficó Gago. Del Final Four en Bahía Blanca, señaló: “No fuimos como candidatos, de hecho, se habló de batacazo. Lo importante fue llevarnos bien como grupo, y creo que eso fue lo más importante”. Por último, lamentó su lesión en el hombro derecho, que lo llevará a una intervención quirúrgica el próximo lunes 17 de diciembre: “Estaré seis meses parados. Es una lástima que tan joven me pase esto, pero lo tomo tranquilo. Haré rehabilitación en el gimnasio del club y apoyaré a los chicos en la Liga de Desarrollo”. Claro está que todos los jugadores tienen la misma edad, pero el caso de este joven es que está en San Lorenzo de Almagro desde la categoría premini. Por ello, su pertenencia con el club desde hace ya varios años le generan una alegría especial al coronarse como campeón argentino de clubes. “Es muy emocionante porque para llegar a esto pasamos muchas etapas en el club.  Nunca pensé que podía ganar un título a nivel nacional defendiendo los colores del equipo que uno es hincha. No tiene precio”, soltó con total felicidad Sesarego, quien se desempeña como alero. Su jugador preferido, y que tiene como espejo, es Marcos Mata, uno de los jugadores más ganadores en la historia de la Liga Nacional y que hoy es referente en Boedo. “Me siento un poco identificado con él por la posición en la cancha y la forma que juega. Me gusta mucho su tiro exterior”. Llegó a Boedo el año pasado y, al igual que Gago, jugó la Liga de Desarrollo. Acompañado siempre por su mamá, viaja a diario desde Ballester hasta el Polideportivo para cumplir con su pasión de jugar al básquetbol. Este escolta de 1,88 metro, además de anotar puntos, también se destaca en sus estudios en un colegio alemán, donde asiste en doble turno. “Es una alegría enorme haber ganado el Argentino de Clubes con San Lorenzo. Fue una emoción grande disfrutarlo con mi familia, que me acompañó en todos los viajes sin importar las distancias”, contó el ex jugador que surgió del club 3 de Febrero.



En cuanto al decisivo partido ante Bahiense del Norte, donde anotó 16 tantos, siendo el máximo anotador junto a su compañero Ian Cerino, opinó: “Sabíamos que al ser visitantes la presión sería mayor, pero al tener la familia cerca se hizo más fácil, al sentirnos apoyados como en casa. Espero seguir desarrollando como jugador y seguir formando parte de estos grandes equipos de trabajo”. Hijo del querido y recordado Mariano, el primer animador de Boedo en el regreso de San Lorenzo de Almagro a los primeros planos del básquetbol argentino e internacional. Es base, siendo uno de los más jóvenes integrantes de la Liga de Desarrollo y tuvo un gran desempeño con la U17 durante el Campeonato Argentino, sobre todo en el partido final, donde sumó 14 puntos y 3 asistencias en 19 minutos. “El título argentino significa mucho para mí. Es el torneo más importante de nuestra categoría. Formamos un gran grupo de jugadores y amigos, grandes amigos”, expresó el jugador que se desempeña con la número 8 azulgrana. Desde su estadía en el club, Lucas subrayó que se siente muy bien por el gran grupo que se formó, a lo que agregó: “En San Lorenzo me dieron la posibilidad de jugar la Liga de Desarrollo, que no todos los equipos te la pueden dar. Acá hay una gran calidad de entrenadores y compañeros”. ¿Su sueño? “Mi expectativa es llegar a jugar la Liga Nacional”.

 

 

 
 


Ramón Heredia
.

 
 


Alberto Rendo
.

 
 


Mario Chaldu
.

 
 


Jorge Amado
.

 
 


Eladio Zarate
.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




INGRESAR


.

  Usuarios Online:  

Hosted by Adapsis.com.ar