Al llegar a su domicilio ubicado en la Avenida San Martín y al tocar timbre prontamente un anciano de 90 años nos atiende: ¿Usted es Alberto Barja? pregunta... un abrazo emocionado, con lagrimas en los ojos y una alegría muy grande al abrir su casa, estaba recibiendo a gente del club San Lorenzo de Almagro y a sus recuerdos...

En una galería enorme nos encontramos con su sobrino, también de nombre Dardo, y nos sirvió un refresco... no podía ocultar su alegría... nos abrió una enorme carpeta llena de recuerdos por su paso por el club... con recortes de diarios, citaciones del club para ir a jugar y medallas dadas por su paso por la cuarta especial del Azulgrana... la emoción nos embargo a todos... Sin darnos cuenta estábamos realizando un acto de estricta justicia, el club se acordaba de el...



"En 1932 comencé jugaba en el club Alem ubicado en la intersección de Sarmiento y Brown de General Rodríguez y en 1935 pase a San Lorenzo... Me llevaron los hermanos Alfredo y Matías García que eran comerciantes en el barrio de Boedo y que los fines de semana iban a visitar a sus padres de vivían por estos pagos... pertenecían a una fracción política...  Comencé en la Cuarta "A" y rápidamente a la cuarta especial" nos dice y agrega "El Sábado 20 de Noviembre cuando concurrí para jugar en la reserva el entrenador Antonio Malvassi me llamo a parte y me dijo que no jugaba porque al otro día debutaba en primera para enfrentar a Huracán". A esta altura del relato nos dimos cuenta de la lucidez que tenia Dardo para recordar todo...

"Luego del triunfo ante Huracán por 1 a 0 a Cantelli, autor del gol del triunfo, una bodega prestigiosa le regalo doce botellas de vino y Genaro la repartió entre todos nosotros y el entrenador" y agrego "Por la victoria el club nos pago $ 100 en un cheque que nos entrego en la semana el secretario Enrique Pinto"

"El partido ante River Plate fue una frustración" en clara alusión a la derrota por 6 a 1, "Mis compañeros Gilli, Tarrio y Colombo jugaron desganados y constantemente me dejaban solo ante la maquina de River" (Peucelle, Vaschetto, B.Ferreyra, Moreno y Pedernera) y nos mostraba fotos en las que efectivamente el estaba solo ante varios delanteros millonarios... "Por este partido nos pagaron $ 20 ya que no había sueldo... en la Cuarta especial me daban $ 10 por cada juego y no cubría los gastos"

"Después del partido ante Tigre entre en un desgano y deje de ir, no tenia contrato" viajaba en tren y tardaba noventa minutos en llegar al Viejo Gasómetro de Avenida La Plata...

"En 1938 me fueron a buscar y pase a préstamo al club Colegiales... en los entrenamientos en San Lorenzo, que era uno por semana, tenia que correr como los delanteros".

"El técnico Antonio Malvassi no tenia nada que ver con el fútbol, era un campeón de ciclismo... lo único que nos decía antes de entrar a la cancha era... Ud. juegue como sabe..." y agrega "Con River nos dirigió Garay, que era de Hungría... recuerdo que un día le dijo a Rubén Cavadini que buscaba en el piso que siempre tenida la cabeza hacia abajo... levántela y mire el arco".

"Antes del partido ante River le pregunte a Garay porque jugaba como titular y me respondió: yo lo vi jugar en la cancha de Independiente, en la reserva, y me gusto como atajo".

"A fines de Agosto de 1937 cuando regresaba del club luego de haber jugado en la cuarta especial tenia mucha tos, había tenido un buen partido... el diagnostico era Pulmonía y me la pase en cama... recién en Noviembre volví para seguir jugando".

"El mejor recuerdo de mi paso por San Lorenzo fue el triunfo ante Huracán... mis mejores amigos eran Rubén Cavadini y Ricardo Alarcón... por ese entonces se jugaba con dos defensores, tres en el medio y cinco delanteros".

"En 1937 había mucha bronca con la hinchada.. al paso del presidente Juan Carlos Scala rompían el carnet de socio..." en clara alusión a los hechos ocurridos en año anterior en la "perdida" del partido final ante River Plate. "La gente insultaba mucho pero alentaba a los jugadores".

"Era una maravilla como nos entregaban el pantalón blanco y la camiseta para jugar en la cuarta especial... almidonada y bien planchada... el Viejo Gasómetro estaba en buenas condiciones, con buen pasto y gran iluminación para jugar partidos nocturnos... Recuerdo que en 1937 jugamos un partido nocturno en cancha de Boca Juniors y no se veía nada... la iluminación era un desastre".

"Recuerdo la vez que nos fue a visitar el presidente Scala a la concentración ubicada en calle Directorio, la noche anterior al partido y nos saludo a todos... que aburrida era las concentraciones... teníamos un billar y naipes para jugar... no nos dejaban salir ni a la vereda... el día del partido desayunamos y almorzamos churrasco con pure... a la hora de ir a jugar nos llevaron en distintos coches".

"La gente llegaba a ver los partidos colgados de los tranvías... con rancho de paja en la cabeza y con corbata... no había banderas... aplaudían las buenas jugadas y gritaban los goles... eso si, al arbitro se lo insultaba mucho".

"Les voy a contar una anécdota muy simpática... en un partido por el campeonato del oeste el club Alem enfrentaba a un rival que no recuerdo por la final y era complicado.. un sargento de policía de nombre Negrelli recibió instrucciones que en el campo de juego solo tenían que estas los 22 jugadores... y lo cumplió al pie de la letra... los contó uno por uno y le sobraba uno... quien era el arbitro... y lo saco del campo de juego, obviamente el partido no podía comenzar y hubo que convencerlo para que pudiera ingresar porque tenia que dirigir el juego".

"En otro partido un juez se disfrazo de bombero para no recibir una paliza... A la salida de la cancha lo estaba esperando el publico y salio corriendo... a la media cuadra encontró una casa abierta e ingreso... era la casa de un bombero... se puso el uniforme y así pudo escapar".

A esa altura del relato nos manifestó que tenia reservado en un restaurante una mesa y que nos invitaba a almorzar... y allí fuimos, eran cuatro cuadras de distancia de su casa, lo quisimos llevar en coche y se negó... camino por las calles de su barrio saludando a todo aquel que se cruzaba con una alegría que no podía disimular...



De regreso nos regalo tres libros escritos por el... que nos lo dedico... "PARA MI AMIGO ALBERTO BARJA MUY AFECTUOSAMENTE"... Los mismos eran: "Historia de General Rodríguez, pueblo y partido. Antecedentes y periodo 1864 - 1930", "Historia de General Rodríguez, ciudad y partido. Tomo II" y "La Villa de Nuestra señora de Lujan y su desmembración".

La despedida fue hermosa... un fuerte abrazo y lagrimas que se escaparon de parte de todos... y sus ultimas palabras "vengan a visitarme cuando quieran, los estaré esperando...". El Club Atlético San Lorenzo de Almagro se había acordado del señor Dardo Malvino...

Es bueno destacar que Malvino egreso de la escuela Normal Florentino Ameghino de Lujan y del Instituto Superior de Ciencias Sociales de la Plata. Fue director de la escuela nº 3 de General Rodríguez, partido de su nacionalidad. Promovido por concurso a inspector de enseñanza primaria. Presidente del Consejo para la Equiparación del Docente No Oficiales (C.E.D.N.O.). Secretario Técnico de la ex Dirección General de Educación, Secretario del Tribunal de Clasificación de Enseñanza Superior y profesor del Instituto Superior de Avellaneda.

En 1992 fue designado "Ciudadano ilustre" de General Rodríguez por el voto unánime del Consejo Deliberante.