.
Museo Jacobo Urso

Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Ubicación:  Acceso a Platea  Norte del estadio Pedro Bidegain
SITIO OFICIAL - 14 Años junto al Ciclón

.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡De Boedo salió el nuevo bicampeón!

 

En La Boca y luego de empatar 2-2 en el tiempo reglamentario, San Lorenzo le ganó 6-5 a Boca por penales y repitió la vuelta olímpica en el Torneo de AFA. El sueño se hizo realidad. ¡Salud, muchachos!...

 

 
Por Alberto Barja
abarja@ciudad.com.ar

@MuseoSanLorenzo

Publicado el 29-11-2019

 

 

Después de empatar 2-2 en el tiempo reglamentario, San Lorenzo venció 6-5 a Boca en los penales al Xeneize y alcanzó el Bicampeonato. Benyik, el héroe. El sueño que se hace realidad. La gloria que se toca con las manos. Como en Boedo, el partido fue muy cerrado.

Los equipos se dispusieron a esperar el fallo rival, ninguno arriesgaba y las situaciones de gol tardaron en aparecer. Hasta que a los 13 minutos, Pescio recibió un envío al borde del área rival: luchó, se dio vuelta, sacó un latigazo de derecha y venció a Farach para poner el 1-0.

Pero el suspenso se volvería adueñar de la escena: cuatro mundos más tarde, Basile se hizo cargo de una sexta falta, remató cruzado y estampó el empate con el que bajó el telón del primer tiempo.

El complemento continuó bajo la misma tónica, pero el que rompió la paridad fue Baisel con una gesta individual: tomó la pelota en mitad de la cancha y con la gambeta como bandera, se escapó por derecha y definió por un costado de Farach. Golazo.

 

 

De todas maneras, la historia todavía tenía un capítulo más por escribir: al minuto, Santos la paró de pecho en el área y le rompió el arco a Steccato de volea.

El 2-2 terminó siendo lo más justo, ambos equipos se conformaron y el campeón se definió por penales.

Confianza como premisa. De San Lorenzo patearon Quintairos, Bolo (se lo atajaron), Stazzone, Taliercio, Baisel, Pescio y hasta el juvenil Marteletti ¡de apenas un partido en Primera!

Para llegar a la definición en el séptimo penal. Del Xeneize fue Maina y del otro lado estuvo Benyik. Y los sueños que lo hicieron gigante para detener el penal y darle el Bicampeonato a San Lorenzo.

Los sueños. Ese motor que impulsa a conseguir los logros y cuando se capitalizan generan cosas como éstas: el parquet empapado de gloria y San Lorenzo desbordado de emoción.

Por un momento, a la Copa la envuelve una camiseta azulgrana y todo parece estar en su lugar.

 

 

INGRESA Y HACE EL PEDIDO

 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 




INGRESAR


.

  Usuarios Online:  

Hosted by Adapsis.com.ar